Propiedades de la granada

La granada es conocida como una de las superfrutas debido a su gran poder antioxidante y sus propiedades beneficiosas para la salud. Gracias a estos antioxidantes, la granada ayuda a frenar el proceso de envejecimiento y a mantener la piel sana. Además, estos antioxidantes favorecen la circulación sanguínea y reducen la presión arterial, por lo que la granada ayuda a prevenir enfermedades del corazón y mantener una buena salud cardiovascular.

Por su contenido en manganeso, la granada es adecuada en el tratamiento de los trastornos del metabolismo enzimático, ya que este mineral forma parte de diversas enzimas que intervienen en el metabolismo de grasas e hidratos de carbono.

Es una fruta muy diurética, que favorece la eliminación de agua y sales a través de los riñones. Esta propiedad se debe fundamentalmente a la presencia de potasio, que ayuda a mantener el equilibrio hidrosalino del organismo.

LA GRANADA – VIAGRA NATURAL
Un estudio efectuado por la Universidad Queen Margaret de Edimburgo (Escocia) revela que un vaso de zumo de granada diario tiene efectos similares a la viagra.

Los investigadores llevaron a cabo diferentes experimentos con un grupo de voluntarios de entre 21 y 64 años de edad y comprobaron que beber un vaso de zumo de granada todos los días durante 2 semanas aumentaba los niveles de testosterona hasta un 30%. Según observaron, el zumo de granada incrementaba el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres.

Además, debido al zumo de granada, en los hombres aumentó el vello facial y su tono de voz se volvió ligeramente más grave. En el caso de las mujeres, la hormona ayudó a fortalecer los huesos y músculos.

El aumento de la testosterona también tuvo otros efectos positivos como mejorar el estado de ánimo y la memoria, además de reducir la hormona del estrés (cortisol).

Estos investigadores también han comprobado que el zumo de granada ayuda a aliviar los síntomas de los trastornos estomacales, la osteoartritis y la conjuntivitis.

Más cosas que te interesan:

• Asimismo, se trata de una fruta muy baja en calorías y con bajo contenido en hidratos de carbono, por lo que puede ser consumida por cualquier persona, incluso en dietas de adelgazamiento y diabéticos/as.

• Por otro lado, evita la retención de líquidos, la flatulencia y ayuda a combatir la hipertensión.

• En cuanto a las vitaminas que aportan las granadas, podemos destacar la vitamina C y la E, que destacan por ser antioxidantes y cicatrizantes.

• Destaca también su aporte en potasio, un mineral que colabora en la reducción de la tensión arterial, y que sumado a la riqueza en agua, convierte las granadas en un buen diurético.

• Contiene taninos que resultan beneficiosos para tratar las diarreas, al actuar contrariamente a como lo hace la fibra.

¿A qué esperas para probarla?

gra

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *