Kumquat, la mini naranja

¿Qué es?

El kumquat es una fruta exótica o tropical cuanto menos curiosa, sobretodo si tenemos en cuenta que también es popularmente conocida con el nombre de naranja enana.

Efectivamente, el kumquat es una fruta que pertenece a la familia de las Rutáceas, la cual comprende más de 1.600 especies entre los que destacan sobretodo el género citrus, una de las más importantes al contar con 20 especies con frutos comestibles.

Entre los cítricos podemos destacar precisamente el kumquat por ser el fruto más pequeño, y el único cuya cáscara o piel es comestible (de hecho resulta delicioso comerlo entero).

Su sabor puede llamar mucho la atención de personas que nunca antes lo han comido, ya que mientras su cáscara presenta un sabor dulce ligeramente ácido, su pulpa es algo más amarga.

A nivel nutricional

Su valor energético es elevado y abunda la vitamina C, el ácido fólico y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, aunque este último apenas es absorbido por el organismo.

Asímismo, es rico en otras sustancias llamadas carotenoides, responsables de su color característico, conocidos por sus propiedades antioxidantes y de su sabor, como los ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico; éste último potencia la acción de la vitamina C. El kumquat posee además cantidades apreciables de fibra dietética.

La vitamina C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido fólico participa en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético y la formación anticuerpos del sistema inmunológico.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Propiedades

Al igual que las naranjas y los limones, el kumquat es un cítrico especialmente rico en vitamina C, cuyo consumo es ideal en otoño e invierno al mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico (destaca también en este sentido la presencia de magnesio en su composición).Ayuda a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y el cáncer. También es útil para aumentar la producción de bilis, mejorando la digestión. Mientras que por su contenido en fibra favorece y ayuda en el tránsito intestinal.

kumquatlogo

Fuente: natursan y eroski.