Beneficios y propiedades

El cardo es bastante parecido a la alcachofa en lo que se refiere a su composición nutricional, de ahí que muchos autores lo consideren como una especie emparentada a esta última.

Presenta un contenido bajo en hidratos de carbono, proteínas y grasas, de forma que su contenido calórico es realmente bajo (100 gramos de cardos aportan sólo 20 kilocalorías).

Es una hortaliza muy rica en agua, aportando beneficios diuréticos y depurativos.

Nutricionalmente hablando, el cardo destaca por su mayor contenido en hierro y calcio en comparación con otras hortalizas, destacando a su vez la presencia de vitamina C, aunque en cantidades algo más pequeñas.

Tiene un contenido muy alto en agua.

Contenido bajo en calorías.

Contiene muy pocas grasas, pocos carbohidratos y poca proteína.

Tiene un contenido moderado en fibra.

Nos ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, por su contenido en potasio.

Nos ayuda a mantener unas correctas funciones cerebrales, por su contenido en fósforo. Además, conjuntamente con el calcio, mantiene el equilibrio de la formación de unos huesos fuertes.

Por su contenido en magnesio, ayuda a la contracción y relajación de la musculatura.

Por su contenido la vitamina B9, nos ayuda a crecer correctamente.

Nos protege la piel y ayuda a mantenerla sana, por su contenido en vitamina A.

Nos protege de los resfriados y ayuda a cicatrizar heridas, por su contenido en vitamina C.

Nos protege de los tóxicos y del envejecimiento, por su contenido en vitamina A, vitamina  C, zinc y selenio.

Nuestros cardos

Ofrecemos la posibilidad de comprar cardo tanto envasado al vacío como al natural. Cardos de Varea, de cultivo propio.